Fallo de la placa base: diagnóstico y soluciones

Fallo de la placa base: diagnóstico y soluciones.

Reparación de componentes electrónicos.

Si tu ordenador deja de funcionar de repente (o no tan de repente), el problema puede ser la placa base. Por desgracia, también son uno de los componentes informáticos más problemáticos de reparar o sustituir. La placa base no sólo suele ser uno de los componentes más caros de la máquina, sino que si tienes que sustituirla, a menudo también tendrás que cambiar la CPU y la memoria, un gasto que puede significar que un ordenador completamente nuevo sería en realidad una alternativa más barata.

Sin embargo, antes de desenterrar las tarjetas de crédito, hay que comprobar algunas cosas, porque esta tabla aparentemente muerta puede ser, de hecho, correcta. En este artículo, te mostraré cómo diagnosticar los problemas de la placa base y algunas alternativas a la sustitución de una placa rota.

¿Qué es una placa base?

Para quienes no hayan crecido construyendo ordenadores y no hayan aprendido la arquitectura de estas omnipresentes máquinas, vamos a hacer un rápido tutorial sobre los componentes de un ordenador personal y dónde encaja la placa base en el esquema. Conceptual y físicamente, los ordenadores tienen tres tipos básicos de componentes: el procesador, el almacenamiento (también la memoria y el almacenamiento persistente) y el sistema de entrada/salida (E/S).

El procesador es tu CPU, probablemente un chip AMD o Intel, y tu GPU si tienes una. El almacenamiento es tu memoria RAM y tu(s) disco(s) duro(s), donde pones tu información. Por último, el sistema de entrada/salida es todo lo que te permite interactuar con el ordenador: la tarjeta de vídeo y el monitor, el teclado, el ratón, etc.

Entonces, ¿dónde encaja la placa base en este sistema? Bueno, la placa base no es conceptualmente importante, pero sí es físicamente crucial. Es la placa de circuito (en realidad un conjunto de placas de circuito unidas) sobre la que se colocan todos estos otros componentes. La CPU se conecta a la placa base, donde se comunica mediante un canal llamado «bus» con el disco duro, la memoria, el teclado y todo lo demás.

La memoria suele colocarse directamente en la placa base; el disco duro probablemente esté en su propia zona, pero se conecta a un controlador de disco duro que está, lo has adivinado, en la placa base. El teclado y las ranuras USB están conectados directamente a la placa base. La tarjeta de vídeo se conecta a la placa base, normalmente con su propio bus.

Se llama «placa base» porque, como una nave nodriza, es la base sobre la que funciona todo tu ordenador. Sin placa base, no hay PC.

Hay muchos cables ahí dentro.

Señales de alerta temprana

Si tu ordenador empieza a tener problemas, hay algunas señales de advertencia tempranas de que algo va mal (la mayoría de las veces). Aquí tienes algunas cosas que debes buscar en tu placa base:

  1. La placa base no reconoce/visualiza los periféricos.
  2. Los dispositivos dejarán de funcionar durante unos segundos o más.
  3. Los arranques lentos pueden indicar que tu placa base tiene problemas, aunque también podrían ser otros componentes (más detalles a continuación).
  4. El ordenador no reconoce las unidades flash, o el monitor a veces muestra líneas extrañas (especialmente relevante si tienes vídeo integrado en la placa base).
  5. La placa base NO SE MUESTRA (Autocomprobación de encendido).
  6. Olor a quemado o marcas de quemado en cualquier parte de la placa base.
  7. Condensación abultada o con fugas
Puede Interesarte:  Cómo acceder a la carpeta de inicio de Windows 10

Signos de fracaso

Las placas base han sido históricamente los componentes de hardware más difíciles de diagnosticar porque, en la mayoría de los casos, hay que descartar todo el resto de hardware conectado a ella. Por lo general, no hay señales reales de fallo, aparte de que tu ordenador se convierta de repente en un costoso tope de puerta.

Un disco duro puede dar señales de fallo, como pantallas azules o pérdida de archivos, pero una placa base dejará de funcionar de repente. Dicho esto, aquí tienes algunas cosas que puedes probar primero para asegurarte de que el problema está en tu placa base y no en algún otro componente de hardware.

Diagnostica el problema

Hay algunos pasos sencillos para la resolución de problemas que puedes seguir para determinar si tu placa base se está estropeando. A continuación, dividimos el procedimiento de solución de problemas en dos categorías: 1) Qué comprobar si el ordenador sigue pasando la prueba POST y arranca (o intenta arrancar), y 2) Qué comprobar si el ordenador ya no pasa la prueba POST o ni siquiera se enciende.

El ordenador pasa la POST e inicia el SO

Si tu ordenador sigue encendiéndose y arrancando incluso en el sistema operativo, primero debes descartar otros componentes de hardware para asegurarte de que no están causando los síntomas mencionados.

Discos duros): ¿Los archivos tardan mucho en transferirse? ¿Ves algún error o pantalla azul? ¿Ha aumentado significativamente el tiempo de puesta en marcha? ¿Oyes chasquidos o gemidos fuertes? Si la respuesta a alguna de estas preguntas es afirmativa, tu disco duro puede tener problemas. Merece la pena ejecutar las utilidades de diagnóstico de Windows y/o del fabricante de la unidad. Consulta también nuestro artículo complementario sobre fallos del disco duro: advertencias y soluciones.

Vídeo: ¿La pantalla aparece borrosa o ves artefactos en la pantalla que no habías visto antes? ¿Las tareas de uso intensivo de gráficos provocan pantallas azules o inestabilidad? Si es así, es posible que tu tarjeta de vídeo esté funcionando mal y que sea necesario realizar más pruebas. Consulta también nuestra guía sobre los síntomas de los fallos de la tarjeta de vídeo para conocer más a fondo la solución de problemas.

Memoria (RAM): Aunque no haya piezas móviles, es posible que tu memoria esté fallando y que tu sistema sea defectuoso o inestable. En este caso, se recomienda ejecutar una herramienta de diagnóstico como Memtest86 o Memtest86+ para continuar con la resolución de problemas.

Procesador (CPU): Aunque es algo raro, un fallo del procesador puede ser una causa de inestabilidad del sistema. Si tienes un procesador Intel, descargando y ejecutando la Herramienta de Diagnóstico del Procesador Intel puedes descubrir problemas en el propio procesador. Para los procesadores AMD, prueba la herramienta de monitorización del sistema AMD.

Unidad de alimentación (PSU): Una fuente de alimentación defectuosa o insuficiente (o que funcione fuera de las especificaciones) puede hacer que un sistema sea rápidamente inestable y también dañar potencialmente otros componentes del sistema informático. Asegúrate de que tienes la fuente de alimentación correcta para tu sistema y comprueba los voltajes de la fuente de alimentación para asegurarte de que funcionan según su potencia nominal (los voltajes pueden controlarse fácilmente en la BIOS o en las utilidades de software que proporcionan los fabricantes de placas base). Si todavía no estás seguro, lee también nuestro artículo sobre la resolución de problemas de la fuente de alimentación.

Puede Interesarte:  Guía para solucionar el problema del micrófono del MacBook que no funciona

Actualizaciones de la BIOS de la placa base: Muchas inestabilidades del sistema pueden solucionarse actualizando la BIOS de la placa base (especialmente en el hardware más reciente). Consulta el sitio de soporte del fabricante de tu placa base para obtener más detalles.

Por último, también unas breves palabras sobre la refrigeración del sistema: en muchos casos, los errores se producen debido a una refrigeración incorrecta o incluso a un fallo de refrigeración en un sistema informático. Si uno de los componentes del sistema funciona fuera de las especificaciones debido a un sobrecalentamiento, puede producirse una inestabilidad del sistema.

Se sugiere una inspección visual del sistema para asegurarse de que todos los componentes están correctamente instalados y suficientemente refrigerados (es decir, los ventiladores de la caja y de los componentes funcionan con normalidad). También se pueden controlar los tiempos en busca de anomalías en el sistema operativo utilizando una gran variedad de herramientas – te sugerimos algunas gratuitas que puedes utilizar en nuestro artículo sobre la monitorización de la temperatura del PC.

El ordenador no arranca ni se enciende

Técnicos en miniatura trabajando en una placa de circuito impreso o placa base de ordenador. Concepto de apoyo técnico.

Si tu ordenador no pasa la prueba POST o ni siquiera se enciende, es casi seguro que hay un fallo de hardware. Pero la placa base podría seguir funcionando. Queremos asegurarnos de que no se trata de otro culpable.

Lo primero que hay que hacer es una breve inspección visual del propio sistema. ¿Están todos los componentes bien instalados? Si el sistema se enciende, ¿están funcionando todos los ventiladores? Si la placa base tiene un indicador LED visual, ¿de qué color es (normalmente el verde significa que todo va bien)? En caso de duda, intenta reinstalar los componentes si es necesario y reinicia el sistema.

Algunas placas base modernas tienen incluso LEDs para los componentes individuales. Por ejemplo, si hay un problema con la RAM o la CPU, deberías encontrar un LED junto a ese componente específico, que indique si hay o no un problema (de nuevo, el verde suele significar que todo está bien).

Lo segundo que hay que hacer es confirmar si la placa base produce códigos de error (o pitidos) al intentar arrancar el sistema cuando faltan componentes clave (por ejemplo, CPU, RAM, vídeo). Esto supone, por supuesto, que el sistema siga funcionando.

Por ejemplo, si quitas la RAM y arrancas el ordenador, ¿responde con pitidos de error? Ten en cuenta que algunas placas base modernas ya no admiten códigos de sonido (consulta el manual de tu placa base para asegurarte de que la tuya lo hace). Para más detalles sobre los diferentes códigos de sonido (error) de la placa base y su significado, consulta estos recursos aquí.

Puede Interesarte:  Cómo eliminar ubicaciones de AccuWeather

En algunos casos, es realmente la fuente de alimentación la que está mal. Puede parecer que las fuentes de alimentación siempre funcionan, ya que el ventilador de la fuente de alimentación puede seguir funcionando, así como el ventilador de la CPU y las luces que puedas tener en tu ordenador. Pero el hecho de que estas piezas se enciendan, no significa que la fuente de alimentación esté proporcionando suficiente energía a la placa base o a otras partes del ordenador.

La batería plateada del CMOS dentro de una placa base.

Por último, hay otras dos pruebas rápidas que puedes realizar. La primera y más rápida es reiniciar el CMOS de la placa quitando la batería. La segunda es probar los componentes fuera de la caja del PC. Tenemos una gran guía paso a paso en los foros de PCMech que te guiará por estos pasos para determinar si tienes un cortocircuito o un componente defectuoso.

Ha muerto, ¿y ahora qué?

Desgraciadamente, si los procedimientos de diagnóstico anteriores no han servido de nada, es posible que haya llegado el momento de cambiar la placa base. No hay una forma real de saber cómo murió tu placa base. Las piezas electrónicas se desgastan como cualquier otra cosa.

Todas las piezas acaban muriendo; es algo normal, aunque a veces las placas base pueden morir debido a un cortocircuito por una fuente de alimentación de baja calidad. De nuevo, esto es algo que puedes determinar poniendo una fuente de alimentación nueva y, con suerte, de mejor calidad en tu máquina y viendo si funciona o no.

Si sabes que tu placa base está muerta, puedes intentar arreglarla, pero no es una tarea fácil. Necesitarías un sólido conocimiento de los componentes eléctricos, como los condensadores, por ejemplo. No sólo tienes que entender el riesgo de descarga eléctrica, sino también que es difícil comprobar si un condensador está muerto en las placas base modernas. Sin embargo, si quieres intentarlo, Tom’s Hardware tiene una guía excelente y bien documentada sobre la sustitución de condensadores.

La diferencia entre un buen condensador y un condensador que hay que sustituir.

Sin embargo, la mayoría de la gente prefiere comprar una placa base nueva. En este caso, lo mejor es buscar una sustitución exacta. Si es demasiado vieja, puedes considerar una nueva placa base para tu sistema, siempre que tus componentes funcionen con ella. Por otro lado, puede valer la pena considerar la posibilidad de construir un PC nuevo si te lo puedes permitir.

Merece la pena dirigirse a los foros de PCMech y consultar a algunos de nuestros expertos sobre la mejor tarjeta que puedes comprar para tu sistema. También podrías obtener buenos consejos para construir un nuevo PC, si es el camino que decides tomar.

Recuperación de datos

Otro concepto de soporte técnico de técnicos en miniatura que trabajan para recuperar los datos de un disco duro.

En cuanto a la recuperación de datos de una placa base muerta, tienes mucha suerte. Si fuera un disco duro muerto, lo más probable es que tuvieras que enviar tu disco duro a un servicio de recuperación de datos que te cobraría cientos o incluso miles de dólares. miles de dólares para recuperar tus datos. Y eso es así que tus datos eran incluso recuperables.

Recuperar tus datos es tan sencillo como conseguir una nueva placa base y reconstruir el ordenador. Sin embargo, con tu antiguo disco duro enchufado, primero tendrás que seleccionarlo como dispositivo de arranque en la configuración de la BIOS. Después de eso, todos tus datos deberían seguir estando ahí en el momento del arranque.

Otra posibilidad es que sólo necesites un adaptador que convierta tu disco duro en un disco duro externo. En este momento puedes simplemente conectarlo a otro ordenador y todos tus datos deberían estar disponibles.

Deja un comentario

UnComoHacer
Nosbi
Tarabu
Tecnomaniacos
UnMeroTecnologico
VidaParalela
Nekuromansa
Superfantasy